• OF
  • I
  • C
  • I
  • N
  • A
  •  
  • D
  • E
  • I
  • N
  • N
  • O
  • V
  • A
  • C
  • I
  • Ó
  • N
  • C
  • Í
  • V
  • I
  • C
  • A
Mapa de las ciudades que han implementado Consul como herramienta digital de participación.

Territorios inteligentes, ¿cómo hacer ciudad con alma de barrio?

Con la incorporación de la tecnología aparecen nuevas estructuras organizativas y modelos de gestión surgidos al calor del ecosistema digital en el que nos encontramos.

Manuel Castell nos habla de la “Sociedad Red”, entendiendo internet como el espacio en el que todas las particularidades sociales, económicas o políticas de nuestra sociedad hoy en día se ven reflejadas. La “Sociedad Red” es ya una realidad, construida en base a los innumerables flujos de información y nuevos canales de comunicación en funcionamiento.

Este nuevo modelo de sociedad ha modificado por completo las herramientas para la gestión y la producción de la ciudad y el territorio (entendemos a lo largo de todo el texto por “territorio” el conjunto de dinámicas y realidades sociales, asociativas, ciudadanas, culturales, económicas, políticas, etc. vinculadas a un contexto físico local).

Territorios olvidados

Es importante partir de un análisis crítico previo sobre las conductas de comportamiento y las relaciones de la sociedad actual con respecto al territorio. Vemos así como las dinámicas de vida diarias y la realidad en la que operamos, están cada vez más vinculadas a una realidad o esfera global que a una de carácter local.

Si nos fijamos en nuestro desarrollo profesional, encontramos dos posibles escenarios, o bien realizamos un trabajo que poco o nada depende del lugar en el que vivimos -nómadas digitales- o por otro lado, si bien nuestro puesto de trabajo depende del lugar específico en el que lo desarrollamos, las entidades u organizaciones para las que lo desempeñamos operan en economías y realidades globales.

Si analizamos el plano social o relacional y afectivo, vemos de la misma forma como nuestro círculo cercano -familia, amigos o incluso pareja- no dependen ya del lugar en el que vivimos, debido en gran parte, de nuevo, al impulso de las herramientas de la información y la comunicación, que nos permiten mantener el contacto pese a las grandes distancias, fomentando una deslocalización de las relaciones sociales.

En cuanto a nuestra vinculación con la realidad política, presenciamos también cómo, cada vez más las decisiones políticas que entendemos tienen un mayor impacto en nuestro día a día, provienen de una esfera global y “centralizada”. Se genera un círculo vicioso entre políticos cada vez menos preocupados por la generación de políticas locales y una ciudadanía cada vez más desconectada de las realidades locales, y que por tanto no exige a la clase política un regreso o reconexión con lo local.

Todos estos síntomas afectan de forma directa a nuestra forma de interactuar, relacionarnos y vincularnos con nuestros entornos, con nuestras ciudades y territorios. Síntomas, como vemos, amplificados y potenciados por las nuevas capacidades tecnológicas y digitales, embebidas en esta nueva “Sociedad Red”.

El Ágora Electrónica, de la reunión a la interconexión

En relación a la gestión de la ciudad y el territorio, emergen nuevas herramientas digitales que buscan ampliar, profundizar y generar nuevas oportunidades en los procedimientos democráticos conocidos hasta la fecha.Ejemplos como el proyecto Consul -software de código abierto para la participación ciudadana desarrollado en Madrid y adoptado por más de 70 equipos de gobierno municipal-, han aportado incuestionables mejoras a los procedimientos de participación democráticos actuales. Sin embargo, las herramientas digitales y la tecnología cuentan con propiedades y lógicas de funcionamiento que le son naturales y que se hace necesario considerar, como la distalidad, la deslocalización o la velocidad. Éstas enfatizan aún más una condición de los habitantes que los posiciona como meros espectadores, generando una desvinculación total entre las relaciones y las acciones que se están sucediendo en el espacio digital y los territorios que se habitan.

Mapa de las ciudades que han implementado Consul como herramienta digital de participación.
Mapa de las ciudades que han implementado Consul como herramienta digital de participación.

En palabras de Javier Echevarría: “En el tercer entorno (internet), en cambio, ya no hay reunión, sino interconexión. Podemos afirmar, por tanto, que la oposición reunión/interconexión resulta pertinente para distinguir al tercer entorno de los otros dos.”

Estas nuevas formas de encuentro en el espacio digital, desplazan y subvierten las dinámicas y lógicas de reunión, fortaleciendo aún más la construcción de la esfera global así como la desconexión con el territorio y los tejidos ciudadanos locales. Las capacidades y potencialidades de la generación de redes y comunidades a escala global son enriquecedoras y necesarias, pero no merecerá la pena el logro si es a costa de perder la fuerza de un tejido ciudadano conectado, empoderado y activo en sus entornos locales. Necesitamos volver a reconectar a los agentes locales en sus territorios. Las ciudades y territorios más fuertes y resilientes serán aquellas que consigan conectar con realidades globales sin olvidar ni perder la fuerza de su tejido ciudadano local. En definitiva, y en palabras de Castell, aquellas que sean capaces de conectar lo global con lo local.

Se exponen a continuación dos proyectos que tratan de problematizar esta nueva situación de desconexión con el territorio, al tiempo que ilustran nuevas metodologías, herramientas, dinámicas y marcos que, tanto desde lo presencial como desde lo digital, buscan potenciar las capacidades de la conexión global partiendo desde dinámicas y lógicas locales. Construir una ciudadanía conectada -por su capacidad de interactuar y construir en red-, y situada -por su capacidad de impacto en el territorio-.

Mestura puerto

Mestura Puerto es un proyecto desarrollado a finales del pasado año 2017 y promovido por la Concejalía de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Puerto del Rosario (Fuerteventura).

Se trata de un espacio ciudadano que promueve la cultura colaborativa entre los diferentes agentes que componen la ciudad. El objetivo es generar un marco de colaboración territorial en el que generar iniciativas comunes para la mejora del espacio público y desde el que construir un nuevo imaginario colectivo del mismo.

Mediante la implementación de dinámicas de participación y empoderamiento ciudadano; (1) se analiza el tejido ciudadano y asociativo del municipio en relación al espacio público; (2) se diagnostican de manera colectiva problemáticas y necesidades de las dinámicas de colaboración a través de iniciativas, agentes, espacios de colaboración y canales de comunicación y (3) se definen futuras líneas estratégicas iniciando desde ellas primeras acciones comunes de reactivación del espacio público y el territorio.

Hasta el momento se han llevado a cabo dos acciones en el marco Mestura Puerto.

Acción 1: Diagnóstico Intensivo Previo (DIP)

Como primera acción en el proceso Mestura Puerto, se llevó a cabo un diagnóstico participativo en el que se detectaron, consensuaron y definieron necesidades y líneas de mejora respecto al funcionamiento del tejido ciudadano, fomentando la colaboración entre sectores para el desarrollo de iniciativas comunes en el espacio público del municipio.

El proceso de diagnóstico se desarrolló en formato intensivo a lo largo de 10 días de trabajo abierto.

Como resultado, se elaboró un informe público con los resultados del mismo como base para el desarrollo de las siguientes etapas del proceso Mestura Puerto.

Acción 2: Proyecto piloto – Proceso de Diseño Cívico en el parque de “La Gavia de Los Hormiga”

Tras la realización del DIP y utilizando éste como base para continuar el desarrollo del marco Mestura Puerto, se desarrolló una primera acción piloto que permitiera poner a prueba y visibilizar las líneas de trabajo establecidas durante la fase de diagnóstico a través de la dinamización directa del espacio público. La acción se desarrolló en el barrio de “El Charco”, concretamente en el parque de “La Gavia de Los Hormiga”, donde se planteó un proceso de diseño cívico para repensar, reactivar y rediseñar el uso, la gestión y/o la participación en el espacio público, con el objetivo de generar una metodología de acción adaptable y replicable en cualquier otro espacio público del municipio.

Taller de participación en torno al parque de “La Gavia de Los Hormiga”.
Taller de participación en torno al parque de “La Gavia de Los Hormiga”. Fotografía: Jorge Montero
Resultados

Tras el desarrollo del proceso se ha conseguido conectar y activar a una comunidad de agentes e iniciativas en torno al marco de colaboración Mestura Puerto, al que se le dará continuidad a lo largo del 2018 para fortalecer a la comunidad y las conexiones generadas, promoviendo nuevas iniciativas y proyectos para la reactivación del espacio público y del territorio.

Residencia Hacker

Esta segunda experiencia trata de un proyecto elaborado a finales de 2016, promovido por ParticipaLab -Laboratorio de Inteligencia Colectiva para la Participación Democrática- de MediaLab-Prado (Madrid) y desarrollado por un equipo de profesionales miembros de la red internacional CivicWise.

El objetivo era investigar, idear y desarrollar mejoras a la plataforma de participación digital Decide Madrid en relación al proceso de presupuestos participativos implementado por el Área de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid.

Red de espacios ciudadanos

Reflexionando sobre la conexión entre los espacios digitales de participación generados a través de Decide Madrid y los territorios que habitan, nos parecía de vital importancia el cuidado de los tejidos ciudadanos existentes, el fortalecimiento de las comunidades y el aprovechamiento de los saberes acumulados. Necesitamos construir modelos en los que habitemos el espacio digital pero partiendo del espacio físico y no al contrario.

Proponíamos así la configuración de una red de espacios ciudadanos para la reunión y el encuentro. Esta red de espacios estaría vinculada a una red de comunidades articuladas en torno a propuestas ciudadanas.

Prototipos urbanos

Por otro lado y dando continuidad al ciclo de vida de las propuestas ciudadanas construidas en la plataforma digital Decide Madrid, se proponía la generación de una nueva fase para la ejecución material de las propuestas mediante procesos de activación ciudadana y comunitaria denominados “Prototipos Urbanos”. Primeros modelos o maquetas a escala real construidos por la ciudadanía con los que probar características de la versión final a implementar.

Interfaz de la red de espacios ciudadanos propuesta para la plataforma Decide Madrid.
Interfaz de la red de espacios ciudadanos propuesta para la plataforma Decide Madrid. CivicWise, 2017
Resultados

Con la finalización del proyecto, el Área de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid ha continuado con el desarrollo técnico de las ideas propuestas elaboradas en Residencia Hacker, habiendo ya implementado varias de ellas a la plataforma Decide Madrid, como la posibilidad de georeferenciar las propuestas ciudadanas o la articulación de comunidades en torno a éstas.

Discusión y conclusiones

Software social para la construcción de territorio

Hemos visto como con la irrupción de la tecnología aparecen nuevos procesos de deliberación y empoderamiento ciudadano en los que, en ocasiones, y debido a la naturaleza de ésta, se visibilizan de forma más clara la desconexión entre conocimiento y comunidades globales-digitales y los territorios y sus dinámicas de participación, asociacionismo y relación presencial. Necesitamos generar procesos más amplios y radicales que ayuden en la construcción de un compromiso colectivo real hacia la colaboración, la construcción de conocimiento común y la mutualización de recursos. Procesos no ya sólo hibridados entre lo físico y lo digital, sino ensamblados en una sola cosa. Se necesita por tanto de un trabajo no solo sobre las herramientas digitales, sino con la ciudadanía que las va a usar. En definitiva, y en palabras de Alfonso Sánchez Uzábal, “es necesario poner a punto el software social”.

¿Cómo hacer ciudad con alma de barrio?

Para esa puesta a punto, es necesaria la generación de marcos de trabajo común, en los que más allá de conceptos como participación o colaboración, se trabaje y facilite la construcción misma del tejido ciudadano. La presentación del proyecto Mestura Puerto no pretendía situar o ejemplificar un uso innovador de las herramientas digitales para la participación o la gestión de la ciudad y el territorio. Se trataba sin embargo de redefinir el concepto de “Territorio Inteligente”, problematizando justamente esa necesidad de reconectarnos con el territorio a través de acciones y dinámicas presenciales que nos devuelvan esa capacidad de repercusión en nuestro día a día.

Redibujemos la imagen de “Territorio Inteligente”, dejando atrás aquellas que traten del uso de tecnologías innovadoras, potentes sensores para la medición de índices de sostenibilidad urbana o grandes software para la participación ciudadana, y definámosla con la imagen de decenas de vecinos y vecinas construyendo y pensando en colectivo alrededor del territorio que habitan. Una nueva concepción de “Territorio Inteligente”, entendiéndolo como aquel capaz de reactivar y reconectar el tejido ciudadano para la construcción del territorio desde la inteligencia colectiva.


Reconocimiento

El proyecto Mestura Puerto ha sido desarrollado por un equipo de trabajo compuesto por Irene Reig, María Tomé, Jonathan Reyes y Pascual Pérez, coordinado por Bentejui Hernández y Artemi Hernández. El proyecto ha sido desarrollado gracias a la concejalía de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Puerto del Rosario, y en especial a su concejala, Rita Darias. El proyecto Residencia Hacker ha sido desarrollado por un equipo compuesto por Ioana Valero, Ángeles Briones, Paul-Marie Carfantan, Alfonso Sánchez Uzábal, Domenico di Siena, Luis G. Sanz y Nicolas Bersihand, coordinado por Pascual Pérez, por parte de CivicWise, y por Yago Bermejo, Alejandra de Diego Baciero, Pedro Álvarez y Bernardo Gutiérrez por parte de ParticipaLab (MediaLab-Prado).

Referencias

Artículo original publicado en esmartcity.es el 6 de agosto de 2018 para el IV Congreso de Ciudades Inteligentes

Deja un comentario

Otros contenidos

Oficina de Innovación Cívica S. Coop.

Cultura que cura –Concomitentes

Te invitamos a la presentación pública de los resultados de la concomitancia de Tenerife con UCI Pediátrica
Pascual Pérez

La gran revolución doméstica – Blog FQ

Espacios para el encuentro y la socialización de los cuidados como posibilidad de cambio en el diseño tipológico de la vivienda contemporánea.
Oficina de Innovación Cívica S. Coop.

Salvar Tenerife. Salvar Canarias

Reflexiones sobre el modelo de desarrollo territorial de Tenerife (y Canarias).
Oficina de Innovación Cívica S. Coop.

1er Premio –Concurso Centro de Cultura Comunitaria en Torre Pacheco (Murcia)

Ganadores del concurso para la rehabilitación del antiguo Centro de Salud en Torre Pacheco Murcia.
María Tomé

Reflexiones desde el urbanismo con motivo del Orgullo 2022

Cómo romper con la dualidad público-privada para convivir en espacios libres de violencias LGTBIfóbicas.
Oficina de Innovación Cívica S. Coop.

Acceso a la vivienda en España – De propietarias a usuarias

Cooperativas en cesión de uso como modelo para garantizar el derecho al acceso a una vivienda digna y adecuada